ETAPA 4 - DÍAS 29, 30 Y 31

fe8f9012-bc54-484f-b45d-ee16fb65408f.JPG

Al retomar el camino con fuerza, Adrián y Andrea comenzaron la cuarta etapa del camino, a la que han bautizado como “La Ruta de los 100”, ya que de Peñalsordo a Guadalupe van a recorrer 100 kilómetros en tan solo tres días.

En el primer día de la Ruta de los 100, recorrieron 34 kilómetros hasta Puebla de Alcocer, a mitad del camino, pararon a descansar a orillas del Cerro Masatrigo, también conocido como “La montaña mágica” en el Embalse de la Serena, que como podéis ver en la imagen es un cerro solitario de unos 400 metros de altitud rodeado por las aguas del embalse. Comieron y se dieron un baño refrescándose del calor, amenizado por la música de Luis Miguel.

6abdb382-b0f8-4aaf-a68f-19955090ec28.JPG

Al volver a adentrarse en el camino pasaron por Galizuela, un pueblo de tan solo cinco habitantes, y tras unos cuantos kilómetros más y otro precioso atardecer que disfrutaron en la ruta, llegaron a Puebla de Alcocer, donde se acercaron al cuartel de la guardia civil, con el que se sienten bastante familiarizados, debido a que gran parte de la familia de Adrián ha pertenecido al cuerpo, y estos no dudaron en ayudarles y contactarles con el ayuntamiento, los que a pesar de encontrarse contando papeletas de las elecciones, los recibieron y les dieron cobijo en la piscina municipal, donde pudieron descansar para seguir el camino al día siguiente.

7ea13939-ef7c-41f1-89b7-2e7b294d8967.JPG

El segundo día de la “Ruta de los 100” les tocaba recorren 22 kilómetros desde Puebla de Alcocer hasta Casas de Don Pedro.

b431668d-b9a2-4f76-8fbe-60a05e2f195c.JPG

Pasaron por Talarrubias durante el camino, donde nada más entrar conocieron a Inda, y a sus hijos, Jose Carlos y Juan, que trabajan con el. Fueron increíblemente amables y generosos, y aunque breve se llevaron un recuerdo genial de este pueblo gracias a ellos.

4143edf1-a1a2-4cea-881d-1f27fc350135.JPG

Por el camino, pasaron por el Embalse de Orellana, que está construido sobre el río Guadiana y disfrutaron de su paisaje y de poder refrescarse en sus aguas. Al llegar al pueblo, Casas de Don Pedro, Jose de la Parroquia de San Pedro Apóstol, les dio cobijo y pudieron descansar para poder completar el último ciclo de la Ruta de los 100.

130f3858-f8e7-412d-a1ed-4194e395421e.JPG

Extremadura, tierra de conquistadores. Es la cuna de docenas de ellos, llenos de valentía y dispuestos a adentrarse en la aventura, eran aquellos extremeños que no dudaron en dejarlo todo por seguir a Cristóbal Colón en su viaje al Nuevo Mundo.

Cuando hablamos de Extremadura, nos referimos a una comunidad agradable, hospitalaria y sencilla, aunque a pesar de su humildad, guarda tesoros espectaculares.

Camila Bruno