ETAPA 5 - DÍAS 35 Y 36

ec863213-5655-4ab7-a15e-ca40c0816540.JPG

Pelayo y Andrea comenzaron la quinta etapa del camino al marcharse de Guadalupe, lo que acabó siendo una despedida muy emotiva, gracias a Pablo Sánchez, el que esperamos que sea alcalde la próxima vez que vuelvan a Guadalupe, la relación que han formado con el es muy especial.

En esta etapa recorrerán el camino entre Guadalupe y Talavera de la Reina.

c2479ba6-88cf-4bed-8cd6-6e2b89019d8d.JPG

Al poner rumbo al primer pueblo, Puerto de San Vicente, tuvieron dificultades porque la ruta a recorrer era una larga distancia a través de cordilleras y cuestas, y siendo ya de noche. Por suerte, Felicidad, que no podía tener otro nombre, la teniente alcalde del pueblo, los recibió estupendamente en este pequeño pueblecito de tan solo 147 habitantes.

7cd42762-9034-443d-8064-3daf6ad91792.JPG

Una vez retomaron el camino al día siguiente, surgieron los problemas, había dos caminos uno a cada lado del Río Tajo, que llegan, recorriendo la misma distancia, al mismo destino, y como no sabían cual escoger, lo dejaron en manos de un señor que pasaba por ahí y lo echó a suertes con una moneda. El problema fue que al final acabaron teniendo algunas diferencias entre ellos y cada uno tomó un camino distinto, y se demostraron a si mismos que todo sale peor cuando se separan, por un lado, Pelayo llegó al pueblo de Puente del Arzobispo, donde le negaron cobijo, y durmió bajo un puente, solo. Por otro lado, Andrea no llegó a ningún pueblo, pero encontró de camino un antiguo establo, en el que pudo dormir bajo un techo, aunque rodeado de unos cuantos excrementos…

ff641f3c-1fe4-4135-99a3-e116941a6b60.JPG

La moraleja que hemos sacado de esto es que la unión hace la fuerza, y que por mucho que surjan disputas, lo mejor es permanecer siempre juntos.

Captura de pantalla 2019-05-17 a las 20.59.45.png

Desde hace años, Pelayo y Andrea se llaman entre ellos “binomios”, lo que se define como el conjunto de dos personas o cosas tomadas como unidad o como elementos en equilibrio o dependientes uno de otro.

e144908d-eb2a-4a7c-b3ef-8670004b2a3b.JPG
Camila Bruno