ETAPA 2 - DÍAS 25 Y 26
c1ee6805-a068-4e1f-9753-9cac1844c44d.JPG

Al despertarse en Torrecampo, nuestros aventureros pusieron rumbo al siguiente destino, el pueblo de Santa Eufemia.

Por el camino, pasaron también por “El Guijo”, un municipio cordobés que se encuentra sobre un terreno de origen volcánico.

08ad4917-957a-4a87-aad8-f624bc667b68.JPG

Recorrieron 27 kilómetros hasta llegar a Santa Eufemia, el que será además el último pueblo andaluz del camino y el final de la segunda etapa.

6e60917a-b129-4237-b333-d0dde2156cad.JPG

En este pueblo, tuvieron el honor de conocer a Elías, que es el alcalde desde hace 36 años, y nos mostró cual es su labor, en un municipio tan pequeño, donde son prácticamente una familia y les ofrece un trato cercano y personalizado a cada uno de sus habitantes. Al salir del pueblo los recibieron en el bar El Parque, un bar familiar de toda la vida al que esperamos volver pronto.

650ac86c-3852-4068-965d-69188dea39bb.JPG

Y aquí concluye el paso de Adrián y Andrea por Andalucía, y se van con el corazón lleno de tanta generosidad y bondad que han recibido de todos los andaluces, aunque con muchísimas ganas de conocer nuevos pueblos y a su gente.

¡EMPIEZA LA TERCERA ETAPA!

“Andalucía no es donde termina Europa,

si no donde empieza,

con esa belleza y grandeza,

llena de delicadeza”

Un camino por descubrir
ETAPA 2 - DÍAS 23 Y 24
e626ea96-f9a3-4c21-8c21-636a3d45908f.JPG

Al día siguiente, al retomar el camino, tuvieron la suerte de poder disfrutar y correr con estos cerdos, que son considerados los mejores del mundo, aunque hasta hace dos días estábamos equivocados, hemos descubierto que son estos, y no los de Salamanca, los auténticos Jamones de Bellota, procedentes de la Dehesa de los Pedroches.

ba0b038a-bf92-4d24-b442-b81b62601183.JPG

Hemos de decir que da gusto como los crían, como podéis ver, son animales prácticamente criados en libertad y en su entorno natural, ojalá todas las industrias carnicas tuviesen a los animales en las mismas condiciones.

Después de divertirse y disfrutar con los nuevos amigos porcinos que se hicieron, acabaron el día en Torrecampo, perteneciente también al Valle de los Pedroches, donde los recibió su alcalde, Paco Castillo, al que desde ahora admiran profundamente, reconforta ver como una persona aprecia tanto su pueblo y se vuelca de esa manera, les contó con detalle y cariño cada pedazo de historia que esconde el pueblo…

Todo un privilegio.

459ab99d-ede3-46bb-89f5-ec7eeae86f2f.JPG
Un camino por descubrir
ETAPA 2 - DÍAS 20, 21 Y 22
212161ba-654f-48bc-98b0-75ca91402649.JPG

Al despertarse en Montoro, secos a pesar de la lluvia que había caído, pudieron retomar el camino desde temprano hacia Cardeña. Se encontraron cosas preciosas por el camino, entre ellas una familia encantadora, habitantes de la Finca El Castañar, que como podéis ver, no dudaron en abrirles las puertas de su hogar, darles de comer e interesarse por su historia.

20b2019c-81ae-4b34-bc8e-c8f2f660a30b.JPG

Una vez que recargaron energía gracias a la familia De Dios, pudieron seguir el camino, aunque después de caminar varios kilómetros más, empezaba a hacerse tarde y necesitaban encontrar un refugio.

Como ya sabéis, la tienda de campaña les está dando problemas así que intentan buscar algún techo bajo el que poder dormir, y tras mucho caminar sin ver ni una sola casa o refugio, de repente encontraron este túnel, que aunque parecía la casa de alguna que otra rata o pájaro sin identificar, pudieron dormir muy bien y sobretodo, despertarse secos.

79623047-2efa-4794-a6ff-c0219a4d7d5d.JPG

Pusieron rumbo hacia Cardeña, pasando primero por el Parque Natural de Cardeña y Montoro, para visitantes, un centro informativo sobre la fauna y flora del parque.

Fue muy interesante y David, que regenta el parque les contó un poco de todo, aunque podríamos decir que el protagonista del parque es el Lince Ibérico, una especie única en nuestra península y símbolo español por excelencia.

bfc1c621-4ca9-44db-bec5-39ab620aa4e6.JPG

Una vez terminaron la visita, se dirigieron al pueblo de Cardeña, coincidiendo con el día de su fiesta patronal, La Virgen de La Cabeza. Fue una fiesta preciosa, se nota cuando la gente hace las cosas con pasión y cariño.

a057b490-5c89-48c3-96e3-7a7b1ef086be.JPG

Además todos los habitantes y la Cofradía fueron muy amables contándoles todo sobre la tradición y haciéndosela vivir tan de cerca.

Gracias España, por no darles ni un día sin buenas historias para contar.

Un camino por descubrir
ETAPA 2 - DÍAS 18 Y 19
a2bb289c-7bf6-4942-8444-a4f762a432d6.JPG

Por el camino a Montoro, Adrián y Andrea pasaron por Villa del Río, un municipio de Córdoba donde se encontraron con la buena gente del Kiosco el Meloncito, que no dudaron en ofrecerles algo para refrescarse después de tantos kilómetros.

Por el camino también se encontraron con la emblemática señal en la carretera de Tio Pepe, la botella con guitarra, sombrero y chaquetilla que humaniza el sol embotellado de Andalucía, que fue diseñada en 1935 por Luis Pérez Solero.

5c9cfaf7-30a2-4a4c-96d3-a12b0869d074.JPG

Veréis con qué sencillez me dieron forma en Jerez: Embotellaron el sol de Andalucía, primero; me pusieron una chupa, la guitarra y un sombrero; ¡y así nació el Tío Pepe, lleno de gracia y salero! ¡Ya veis con qué sencillez, se viste un vino en Jerez!”

Luis Pérez Solero sobre la humanización del Tío Pepe.

Al seguir su camino y llegar a Montoro, viendo la previsión de lluvia que les esperaba esa noche, necesitaban conseguir algún techo bajo el que dormir, ya que su tienda de campaña les está dando problemas con la impermeabilidad.

Por suerte, el Párroco Don Tomás, de la Parroquia de San Bartolomé, y el Sacristán, hicieron todo lo que pudieron y les hicieron un hueco en el habitáculo donde guardan todos los elementos de las procesiones de la Semana Santa, lo que también fue una forma diferente de vivir esta semana de cerca…

6d5de5e4-324a-4509-b499-b9a25c735325.JPG

Tanto Don Tomás como el Sacristán fueron muy amables y generosos, gracias a su bondad pudieron despertarse secos y descansados para poder seguir el camino hacia Cardeña.

Este viaje les está haciendo sentirse agradecidos y plenos cada día.

4a20c80e-0367-4d4d-a21d-ec81b6a870a8.JPG
Un camino por descubrir
EL LINCE IBÉRICO - AYUDEMOS A LA PRESERVACIÓN DE LA ESPECIE

El lince Ibérico es uno de los orgullos más preciados de nuestra fauna, aunque lamentablemente, también es conocido como el felino más amenazado del mundo.

El lince se caracteriza por ser un animal altamente sigiloso, ágil y rápido, carnívoro y de tamaño mediano, su peso puede variar entre los 10 y 15 kilos, y se alimenta principalmente de conejos. Habita en zonas de gran extensión alejadas de la civilización y donde puedan encontrar alimento fácilmente.

583191dc-45f9-4c78-b8c4-e8ab854da4d6.JPG

Existen varios factores de muerte en los linces, entre ellas encontramos la falta de alimentos, ya que el conejo también escasea cada vez más, la caza furtiva o accidental, o el envenenamiento, además de tratarse de un animal agresivo entre sí, que luchan en muchas ocasiones entre hermanos por causas jerárquicas, aunque sin duda lo que ha llevado a este felino al borde de la extinción ha sido el aumento de la presencia humana en su hábitat natural, de hecho, a día de hoy la mayor amenaza para el lince son las carreteras, tan solo en 2018, veintisiete linces murieron atropellados.

A pesar de que aún hay mucho que hacer y existen muchas medidas que podemos tomar para luchar contra estas pérdidas, gracias a todas las asociaciones y ONGs que se han volcado con la protección de esta especie, las noticias son alentadoras:

En 2002 apenas quedaban 100 linces ibéricos, y hoy en 2019, ¡¡se han superado los 550 ejemplares!!, afortunadamente en lo que a extinción de especies se refiere, no todo son malas noticias, aunque esto no tiene que hacer que bajemos la guardia, aún se encuentran en peligro de extinción, y hay mucho trabajo por delante.

Una de las labores más importantes que los diferentes organismos no gubernamentales están llevado a cabo es la de reinsertar al lince en aquellas zonas donde habían desaparecido, lo que está dando unos resultados favorables.

Captura de pantalla 2019-04-23 a las 13.09.05.png

Pero todo este proceso resulta muy costoso, ya que el seguimiento de los linces se realiza mediante “fototrampas”, o vía satélite, siempre de las maneras en las que el humano tenga que intervenir lo menos posible en su desarrollo.

Desde Un Camino Por Descubrir, y nuestra campaña crowdfunding queremos formar parte, es por esto que gran parte de los donativos irán destinados a las diferentes asociaciones que se encargan de proteger a esta especie que es tan importante para nosotros.

Estos días en el Parque Natural de Cardeña y Montoro, hablando con los habitantes, nos han demostrado como veneran a esta especie autóctona española, lo que nos ha recordado lo importante que es que luchemos por salvar las especies de nuestra tierra, sobretodo, porque se lo debemos, después de haber modificado su hábitat, intentemos reconstruirlo de la mejor manera posible….

¡LARGA VIDA AL LINCE IBÉRICO!


Para ayudar a la preservación del lince, aporta tu grano de arena:

Un camino por descubrir
ETAPA 2 - DÍAS 17 Y 18
9dc689d9-a341-4884-8f23-391e63070129.JPG

Durante el camino a Porcuna, Adrián y Andrea tuvieron escasez de agua, y bajo el sol y con tantos kilómetros recorridos, esto se había convertido en un problema, y fue entonces cuando conocieron por la ruta a un chico, Jose, que no dudo en ayudarlos.

00501382-d14b-4b99-931d-ab77c98ef765.JPG

Por suerte Jose, fue con su moto a buscarles una botella de agua, y se involucró aún más y les ayudó a conseguir techo para esa noche, a mitad del camino, en un cortijo en el que el dueño a pesar de que no se encontraba ahí, y solo estaban sus trabajadores, no dudó en aceptar, y además a la mañana siguiente se acercó a conocerlos, a escuchar su historia de primera mano, y a darles de probar uno de los aceites de oliva más ricos de Jaén.

Al llegar a Porcuna, Adrián se reencontró con su tía Mari y sus hijas, las que lo había cuidado cuando el tan solo tenía dos meses de vida, y que no había vuelto a ver en 28 años, prácticamente no se conocían.

2d255cf7-193a-415c-8ffd-0d994618b6b4.JPG

Aunque la familia, es la familia, y nada mas verse fue como si no hubiera pasado el tiempo.

Disfrutaron del reencuentro, de contarse todo lo que habían vivido en todos estos años, y conocieron Porcuna, un precioso pueblo de Jaén.

3977ff82-e164-4ab4-875c-9bee7b9b39f1.JPG

Han sido unos días muy especiales para Adrián y Andrea, y ahora con más fuerza, salen hacia Montoro, “La bella escondida” por que quien pasa por la autovía del sur ni la ve ni se la imagina. Solo al salirse de la A-4 y bajar hacia el Guadalquivir se descubre esta montaña de casas blancas que el río rodea casi por completo.

Durante los próximos días conocerán no solo en el pueblo, si no que se adentrarán en el inmenso Parque Natural de Cardeña y Montoro, y nos enseñarán toda la fauna y flora que vayan encontrando por el camino. ¡Os enseñamos más en el próximo post!

fd7e18b4-632c-4cfc-a370-615f5cfec806.JPG


Un camino por descubrir
ETAPA 2 - DÍAS 15 Y 16
7405e0cb-9cc7-468e-ac44-3b574bdb585e.JPG

Puente Genil siguió dándoles buenos momentos, pueblo muy devoto por la Semana Santa. Fue una bonita experiencia ver tan de cerca como en algunos sitios se nota tanto la pasión que tienen por esta semana. Pudieron ver algunas procesiones, y disfrutar de todo el ambiente que se mueve a su alrededor.

Conocieron a muchísima gente con la que pudieron compartir su proyecto, no había nadie que se quedase indiferente. Gracias Puente Genil, Adrián y Andrea se fueron de allí alucinando.

Al día siguiente, al despertar, a pesar de haber dormido más bien poco, pusieron rumbo hacia Montilla, donde iban además de a conocer el pueblo, a reencontrarse con una amiga.

f157b31d-3972-40a4-94d0-92e2c3e7a1ad.JPG

Mar, la chica en cuestión, venía desde Córdoba a visitarlos y los invitó a tomar algo en la plaza del pueblo, y además les llevó una tortilla de patatas casera.

Adrián pudo conocer también a su prima Vanesa, que no conocía personalmente, y les dio cobijo y comida.

c923af76-c797-40db-aa6b-fbaf69eeabe8.JPG

Ahora nuestros aventureros se dirigen desde el pueblo cordobés hacia Porcuna. Al ser “Un Camino Por Descubrir”, los senderos a veces varían, aunque siempre con el mismo destino fijo hacia Los Picos de Europa.

En Porcuna viven familiares lejanos de Adrián, que lo cuidaron de pequeño, y lo cuidarán de nuevo ahora.

11ec835f-0ec8-4117-b9ad-f874a1450113.JPG


Caminante no hay camino, se hace camino al andar.

Recuerda que para no perderte detalle de las aventuras de Adrián y Andrea, puedes seguirlos en su perfil de Instagram:

Un camino por descubrir
ETAPA 2 - DÍAS 13 Y 14
b0c01f7a-9bb3-455a-84e6-32883bfbaab5.JPG

El final de la primera etapa de este camino, coincidió con el cambio de provincia, de Málaga a Córdoba.

¡Málaga de nuestros amores, como nos vamos a acordar de ti!, Nos vemos pronto boquerones.

Nuestros aventureros, tras despertarse un poco calados en el olivar donde se habían asentado la noche anterior, esperaron a secarse un poco, y pusieron rumbo a Puente Genil, donde nada más llegar conocieron a un grupo de niños que al verlos se interesaron por su historia, y no dudaron en ofrecerles su hospitalidad.

Se encontraron con Antonio Porras, el cual es amigo de un muy buen amigo suyo, y los trató de lujo, dándoles comida y cobijo. Una persona realmente encantadora.

b713b9f7-d6e5-4c14-981b-e35c768efc15.JPG

Al día siguiente recibieron la visita de Francesco, padre de Andrea, que fue a pasar el día con ellos.

c6a37cc8-3b8b-46b2-ab11-14283fe78d55.JPG

Puente Genil, que buen comienzo les has dado en Córdoba, y en esta segunda etapa del camino.

Para Adrián y Andrea es increíble ver como la gente se está volcando de esta manera con ellos y con el proyecto, además de todos los objetivos que tienen, esto es un crecimiento personal inigualable.

Gracias a todos los que estáis formando parte de esto, se queda con nosotros para siempre.

4e6c33ff-967c-44e1-8fa0-062a20834c10.JPG
Un camino por descubrir
ETAPA 1 - DÍAS 11 Y 12
026009f7-face-4383-932a-43706f140dd6.JPG

Como muchos sabréis, El Caminito del Rey es un paso construido en las paredes del desfiladero de los Gaitanes, y Adrián y Andrea tuvieron la suerte de que les dejasen entrar, haciéndoles además una visita guiada. Aquí os dejamos algunas imágenes, aun que pronto podréis ver más en nuestro canal de YouTube.

Además os invitamos a visitarlo, ya que nada le hará justicia a este impresionante lugar.

899c81b8-fc40-46a1-b897-638bcf161b32.JPG

Al día siguiente, pusieron rumbo a Campillos, donde la familia Carmona, sobre todo la tía Encarni, los recibió con mucha amabilidad y cariño. Después de haber pasado la noche en Campillos, y comer buena comida casera, siguieron su camino hasta la Reserva Natural Laguna de Fuente de Piedra, donde se localiza la mayor colonia de flamencos de toda la Península Ibérica.

52e8290f-1ef5-4756-91a3-633971a7ad58.JPG

Tras disfrutar de las vistas y del entorno, siguieron su camino hasta asentar campamento cerca de las vías del tren, en un precioso campo de olivos malagueño de camino a Córdoba, donde hicieron noche para seguir con fuerza.

0662bf60-91d3-4634-852d-7fa36b166bbd.JPG

Recuerda que puedes seguir todas las aventuras en nuestro Instagram para no perderte nada, y aportar tu granito de arena para la preservación de los Parques Naturales de la Península aquí:

Un camino por descubrir
ETAPA 1 - DÍAS 9 Y 10
a89cbfc0-3083-4aae-a425-c5e46da2fd99.JPG

Al despertarse en Casarabonela, Adrián y Andrea salieron hacia Ardales, El chorro, tomando una antigua senda romana, las cuales son de siete kilómetros, por el monte de Alcaparaín.

Durante el camino, por la aldea de Turón, la gente les ofreció algo de comida cuando iban a mitad de camino hacia El Chorro, y pudieron reponer fuerzas.

Han de decir que estuvieron a punto de no poder resistir la tentación cuando aún les faltaban siete kilómetros, y una señora se ofreció a llevarlos hasta el Camping de El Chorro, pero nuestros peregrinos cumplen su palabra, así que siguieron caminando.

Al llegar al Camping Ardales, los recibieron con los brazos abiertos, y les dieron cobijo, un sitio para poder descansar después de más de treinta kilómetros con veinte kilos a la espalda.

También recibieron la visita del padre de Adrián, que llegó cargado de víveres, y les ayudó a recargar energía.

El chorro es increíble, un pantano perteneciente al municipio de Ardales con un entorno precioso. Fue una suerte poder descansar aquí. ¡Os enseñamos más sobre el Caminito del Rey en el próximo post!

8d6483c1-d1e8-451c-a9aa-b5b0c3926069.JPG


Un camino por descubrir